Crónica: concierto de CUT COPY en NYC!

Autor: Marc Duran

Crtl+X Crtl+C

Nos gusta hacerlo entre semana, pero es que esta vez nos encantó.

Llegamos deprisa y corriendo a Terminal 5, enorme music venue ubicado en pleno Hell’s kitchen. 200 m2 de sala cuajados de gente con ganas de volver a hacer el amor con estos aussies, sus juguetitos electrónicos y sus Lights and musics.

Cut copy, el cuarteto synthpop australiano, hacía su entrada por la puerta grande (literalmente, una gran puerta remataba un escenario lleno de gadgets musicales y serotonina inyectada directamente de los ochenta). Un reverencia del lead singer, Dan Whitford, arrancaba al público que empezaba a adivinar las primeras notas de la hipnótica Visions (In Ghost Colours, 2008). Lo han vuelto a lograr. Si #cutcopyjustmademewet no era el hashtag más popular en esa sala a las 8.54pm de ayer, debería haberlo sido.

Los, en ese momento, Faraones del New Wave siguieron haciendo de las suyas con piezas de su anterior disco, hasta que la percusión llamó a esa puerta y Corner of the sky nos devolvió a 2011 y a Zonoscope, ese nuevo álbum que todos los allí presentes habíamos estado preparando en casa, como si de una asignatura para setiembre se tratara. Placenteros deberes. La amable y funkpopera Take me over y la marcha hacia la felicidad -con final TheWhoniano- Where I’m going (ambas, Zonoscope, 2011) hipnotizaron un público que se abandonó al deseo electropop. La estampa del guitarrista, Tim Hoey, subido encima de la batería, golpeando los platos con su tambourine coronó una de las más esperadas, Pharaohs & Pyramids (también del último disco), pieza capaz de alimentar a una New York hambrienta de sintetizadores y percusión despeina-tupés.

Sólo bajaron la guardia durante su interminable Sun God (los últimos 15 minutos de Zonoscope, vetada en Spotify- por algo será). Más que perdonable bajón, que convirtió ese momento en el happy quarter-of-an-hour en la barra del fondo y nos permitió acordarnos de nuestra amada nicotina. Allí, empezó el Tourmalet del cuarteto antipódico: tenían que volver a llevarnos al éxtasis con sólo dos canciones. Y lo hicieron. Need you now (Zonoscope, 2011), tocados. Out there on the ice (In Ghost Colours, 2008), tocados y hundidos.

Voz y sudor bien invertidos. Mi reconciliación con las noches del miércoles.

Para la resaca musical, lo mejor compensar bebiendo lo mismo que anoche, pero más suave. La versión de Need You now de los Architecture in Helsinki.

Enjoy!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s