crónica: THE CURE_bilbao bbk live

Foto ©Roger Grasas _Primavera Sound 2012

Decepción. Llegado el día en que The Cure tocaba en Bilbao, no pudimos disfrutar de la calidad a la que la banda nos tiene acostumbrados y atención: en el BBK Live no sonó Plainsong.

Nadie esperaba un retraso de los británicos de más de 40′. Los miles de fans que se habían desplazado hasta Kobetamendi vestidos de negro, para inaugurar cabeza de cartel en la primera jornada del festival, empezaban a ponerse nerviosos y silbaban protestando. El silencio y la oscuridad del Escenario 1, auguraban mal presagio…

Robert Smith, el tímido y carismático líder de la banda, daba las buenas noches en castellano a un público que estalló en euforia al verlo sobre el escenario, y pedía “dos minutos, por problemas técnicos”. Y así lo hizo, al cabo de unos minutos más, volvía al escenario, con su guitarra acústica para amenizar la espera con un sólo.

Fue el regalo que Smith ofreció a sus fans en forma de ‘3 Imaginary Boys‘, ‘Fire in Cairo‘ y ‘Boys don’t Cry‘, tres singles del primer álbum con el mismo título”3 Imaginary Boys” (1979). Ese rare set de tres es ya el bombón de la red, el capricho de la gira de The Cure por Europa. Robert Smith demostró talento una vez más, convirtiendo en íntimo un concierto frente a casi 40.000 personas. Sólo por ese momento, ya valió la pena la espera.

Priceless, thank you, Robert.

Oh pero… el concierto tenía que continuar con el grupo al completo y no sonó bien. Robert Smith con el resto de la banda, contando con Simon Gallup y el guitarrista Reeves Gabrels (que había colaborado con Bowie) empezaban con ‘Open’ que sonó austera y el setlist más o menos previsto en el marco de la gira, aunque desordenado y con alguna improvisación. Los problemas técnicos continuaron a pesar de los esfuerzos y hasta los juegos de luces, parecían más pobres en el escenario principal. Hubiera preferido que lloviera a los problemas de sonido y que no sonara la mítica intro. No Plainsong, no trip.

Leo críticas como “37 temas embriagados de un insuperable sonido mezclado con la sublime voz de Smith, intacta con el paso de los años”o The Cure cautivó a un público que se dio cita anoche, entregado durante casi 3 horas de concierto en la jornada inaugural de la séptima edición (…)” y me da la impresión de que: 1) o bien los que escribieron no estuvieron en el concierto; 2) o tenían la crónica preparada desde hace días con lo que hubiera tenido que haber sido, cambiando un par de detalles del acústico una vez terminado el concierto; o 3) deseaban más que yo que el concierto saliera bien (cuando no es, no es).

Hablando claro, el sonido estaba jodido y por tanto también el concierto, hasta el punto de que hasta un Lord Smith soltara un fucking night, en tono de disculpa durante la primera parte del mismo. Un desastre, porque si él no está satisfecho, nadie lo puede estar.

Costó mucho el warm up, a pesar de los temazos de siempre que hacen felices a unos cuantos, y no consiguieron remontar hasta ‘One Hundred Years’, que aunque en ella Smith hable de muerte, podría haber resucitado a un muerto -como lo era yo- con el frío y la tristeza calada en los huesos. Parecía que se recuperaba algo de calidez y sentimiento.

Bellísima ‘The Same Deep Water As You’ (Encore 1), cuando ya llevábamos hora y media de concierto (si incluimos el acústico) con la que, por fin, consiguieron conectar con el público más exigente.

 

El segundo bis con ‘Dressing Up‘, ‘Lovecats’, ‘Just one kiss’, ‘The blood’, ‘Friday I’m in love’, ‘Let’s Go to Bed’, ‘Why Can’t I be You’, ‘Close to me’. Finalmente, de nuevo y cerrando ‘Boys don’t cry’ (I do Cry). Sólo faltaría agradecer a un público que tildó de ‘fucking excellent’ por el soporte en el concierto. Aunque les amemos, probablemente será el peor de los que den los Cure este año.

Y ahora preguntadme: “¿te has quitado esa espina por no haber visto a The Cure en el Primavera Sound?”; No, después de esperar 4 años, queda el recuerdo de un concierto sweet and sour con rimmel corrido y ojos rojos.

Dulce y cruel. Set de solos de Robert en acústico, sumado a los problemas técnicos, licor de almendras dulce con regusto amargo. [Ver post anterior: The Cure del PS Barcelona al BBK Bilbao]
Anuncios

2 pensamientos en “crónica: THE CURE_bilbao bbk live

  1. Me encantó ver por youtube cómo se arrancó con la guitarra acústica. “Don’t applaud so loud or you’ll give me ideas”

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s