[#cine]: 47 edición del Festival de Sitges

sitgesAutora Maite Bassa [@MaiteBassa]

47 edición del Festival de Sitges

Entre función y función de Et vindré a tapar, he encontrado un hueco para acudir al festival de Sitges, una cita obligada desde hace ya años para todos los amantes del cine.

El festival no pudo empezar mejor, con la estrena de Rec 4, la última entrega de la saga de terror por excelencia que ha marcado un antes y un después tanto en nuestro país como a nivel mundial.

Los fans del cine de terror han podido disfrutar también en primicia de Annabelle, la precuela de The Conjuring que relata la historia de la muñeca poseída que da miedo con solo mirarla. Además se ha podido ver también Tusk, la nueva producción de Kevin Smith, que en 2011 se llevó el Premio a la Mejor Película por Red State, The Signal de Willam Eubank, Horsehead de Louis Deluc y Jamie Marks is Dead de Carter Smith.

Como va siendo habitual en las últimas ediciones, el director del absurdo, Quentin Dupieux ha presentado nueva película en el festival. Esta vez con el título Réalité, en la que un director tiene que encontrar el grito más perfecto de la historia del cine para poder financiar su película.

Entre las películas que pude ver se encuentran Cold in July, protagonizada por Michael C. Hall (Dexter), situada en Texas en los años 80, donde el protagonista se ve envuelto en una trama de violencia y corrupción junto a Sam Shepard y Don Johnson. Una película a medias entre tv movie de acción y parodia (no sé con intención o no).

Justo después pude disfrutar de una pequeña joya. ’71 de Yann Demange (Dead Set), una película situada en Belfast en pleno conflicto entre católicos y protestantes, donde un joven soldado se ve atrapado en la zona más conflictiva de la ciudad y que debe mediar y escapar de los dos bandos. Una muy buena aproximación a la situación que vivió Irlanda, donde se mantiene la tensión y el interés en toda la película.

El conflicto bélico también es la trama principal de How I Live Now del director Kevin Macdonald (El último rey de Escocia), en el que un grupo de niños y adolescentes se ve envuelto en la Tercera Gerra Mundial y luchan por escapar y reunirse todos de nuevo. Lo interesante de la película es la visión de los protagonistas, personas normales envueltas en un conflicto que no entienden y en el que no saben en quién confiar.

Y no podía finalizar mi paso por el festival sin ver la última película de David Cronemberg, Maps to the Stars. Una trama situada en el Hollywood más excéntrico con una Julianne Moore extravagante y muy divertida, John Cusack como visionario y coach de las estrellas y Mia Wasikowska encargada de encender la mecha de una bomba de personajes explosiva. Película delirante y divertida, aunque lejos de grandes obras maestras del director como Una historia de violencia o Promesas del este.

__
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s